Wolfenstein

Wolfenstein

La secuela de todo un clásico que no te puedes perder

Si existe un juego que ha marcado un antes y un después en la historia de los videojuegos, ese es Wolfenstein. Su versión original, desarrollada por un jovencísimo John Carmack, revolucionó el sector de tal manera que acabo concibiendo un nuevo género: los FPS o juegos en primera persona. Ver descripción completa

PROS

  • Más acción que nunca
  • Matar nazis siempre sienta bien
  • La historia está bien contada

CONTRAS

  • Visualmente no innova
  • La IA de los enemigos es muy básica
  • Los menús del juego son algo rudimentarios

Muy bueno
8

Si existe un juego que ha marcado un antes y un después en la historia de los videojuegos, ese es Wolfenstein. Su versión original, desarrollada por un jovencísimo John Carmack, revolucionó el sector de tal manera que acabo concibiendo un nuevo género: los FPS o juegos en primera persona.

Tras más de 17 años y algunas secuelas entre medio, llega Wolfenstein (a secas). Un nuevo episodio con el que id Software pretende recuperar el terreno perdido en lo que a FPS se refiere.

En Wolfenstein se repiten los ingredientes que tan bien funcionaron en las entregas anteriores. El juego está ambientado en la Alemania nazi, tu personaje es un guapo y carismático agente secreto americano y tu objetivo primordial es salir ileso.

Para conseguir tu objetivo en Wolfenstein deberás enfrentarte, como no, al cuerpo de combate de élite Schutzstaffel, más conocidos como las SS; a supersoldados mutantes resultado de los siempre macabros experimentos nazis y a un montón de entes paranormales.

Como novedades, además de llevar al límite el equilibrio entre lo real y lo paranormal, en Wolfenstein se ha potenciado la componente místico del juego. Ahora, tu personaje lleva un objeto denominado "Velo" que le proporciona una serie de poderes sobrenaturales. Poderes como ralentizar el tiempo, atravesar paredes, invocar a espíritus del ultramundo, etc.

Referente al apartado gráfico del juego, Wolfenstein no es un juego espectacular. Según parece, id Software a querido dar el paso a la nueva generación pero, probablemente, se haya quedado a medio camino. Los modelos de los personajes, las texturas y las físicas están bien, pero no destacan.

De todos modos, Wolfenstein es uno de esos juegos de descarga obligada. Una secuela de uno de los grandes títulos de la historia del videojuego donde se han potenciado y mejorado todos los ingredientes de las secuelas anteriores: más acción, más misterio, más paranormal… definitivamente, más Wolfenstein que nunca.

Wolfenstein

Descargar

Wolfenstein

— Opinión usuarios — sobre Wolfenstein

  • BRAIAN ANONIMO

    por BRAIAN ANONIMO

    "ES HORRIBLE"

    NO ME GUSTO EN NADA POR FAVOR PONGAN ALGO PARECIDO A CALL OF DUTY Y EL COUTER ESTRIKE...... Más.

    analizado el 24 de diciembre de 2013

  • benji44

    por benji44

    "ayuda en wolfestain"

    Tengo Wolfenstein Return to Castle y llegue hasta el capitulo 6 donde se coge una copa y se derrumba el piso caes en un... Más.

    analizado el 12 de octubre de 2011

  • battycat

    por battycat

    "Buen juego, mala distribución y atención al cliente"

    Compré Wolfenstein en un FNAC y al instalarlo resultó que todos los textos estaban en italiano aunque al menos las voces... Más.

    analizado el 21 de junio de 2010

  • geovarius

    por geovarius

    "Pide mucho y no ofrece tanto"

    Los requisitos mínimos son bastantes altos, para un juego que no ofrece tanto visualmente, tomen por ejemplo un juego co... Más.

    analizado el 22 de mayo de 2010

  • jgarcia.peru

    por jgarcia.peru

    "Los Clásicos nunca pasan de moda..."

    Increible. Parece que fuera ayer cuando comenzamos jugando el wolfenstein con unos graficos muy pixelados, pero muy lúdi... Más.

    analizado el 18 de octubre de 2009

  • turistaCAT

    por turistaCAT

    "Buen juego para los amantes de la "

    Enfin, soy un fan del RTCW i un enfermo (tal cual) enfermo del ET, juego cada día desde que salió allà por el 2004. Est... Más.

    analizado el 17 de octubre de 2009